Searching
Please wait

Entrada a Villa Ventana

El enorme cartel de entrada nos da la bienvenida para una estadía inolvidable en Villa Ventana. Sólo recorremos unos 500 metros desde la ruta provincial 76 y ya comienza el disfrute del paisaje encantador: calles de ripio y frondosas arboledas nos esperan…

La historia nos recibe. Al costado derecho la Hostería La Península tiene la particularidad de ser el primer sitio que brindó servicios de alojamiento y restaurant en Villa Ventana. Empresa iniciada en un lugar casi deshabitado, por el alemán Schulte, llegado al país después de la primera guerra mundial. La tradición europea ha quedado en sus comidas y en el patio cervecero.

El inmigrante ubicó su emprendimiento cerca de la confluencia de los arroyos Las Piedras y Belisario.

Allí se alojaron los jefes del 5to Cuerpo de Ejército de Bahía Blanca que tenían a su cargo la tropa encargada de la custodia de los marinos alemanes del Graff Spee que fueron refugiados en el gran hotel luego de ser protagonistas vencidos de la batalla del Rìo de la Plata en la Segunda Guerra Mundial.

A unos pocos metros del cartel de “Bienvenidos” encontramos el 1er. poste señalizador de la Villa, que nos indica cuales son los lugares próximos a visitar y conocer, este sistema se repetirá a lo largo de las diferentes esquinas de las calles más importantes de la localidad.

La oficina de informes turísticos también se ubica próxima al cartel. Allí podremos acceder a toda la información necesaria en cuanto a: alojamiento – gastronomía – excursiones – visitas guiadas – atractivos turísticos.

La primer calle se denomina Golondrina la cual nos conecta con la calle Las Piedras que acompaña el curso del arroyo que lleva su mismo nombre.

Es interesante destacar que las calles llevan nombres de la variada ave fauna del lugar marcando una fuerte consustanciación con el paisaje natural, fueron los propios vecinos de la Villa quienes propusieron la denominación así de sus calles recordando los pájaros que en la Villa habitan.

Buscar